Asertividad: herramienta imprescindible para mediadores

Mediadores-con-Asertividad.jpg

¿Somos asertivos los mediadores? nuestros procesos de mediación ¿son asertivos?

Por María del Mar Oriol López.

En las múltiples formaciones de mediadores existentes en la actualidad, se imparten diferentes materias. El conflicto, emociones, herramientas…,  casi siempre aparece la asertividad.  En  ocasiones se pasa por ella casi de refilón.  La asertividad es un estilo de comunicación y de relación imprescindible en mediación.

No existe para la asertividad una definición oficial, sin embargo si existen definiciones que le dan contenido al concepto tales como “expresión de una sana autoestima” en palabras de Olga Castanyer, o “cómo proclamar nuestros propios derechos sin dejarnos manipular y sin manipular a los demás” según Robert Alberti y Michael Emmons. Para Natividad Alcalde y Javier Tejerina ser asertivos sería “ser afirmativos, con coherencia y flexibilidad. Saber expresar lo que deseamos, transmitir con un lenguaje apropiado, de una forma apropiada y en el momento apropiado”.

Un esquema básico de comunicación asertiva en un conflicto, sería:

  1. Describir los hechos, conducta de la otra persona de forma objetiva.
  2. Expresar sentimiento negativo que nos provoca.
  3. Explicar conducta deseada.
  4. Plantear un acuerdo viable.
  5. Comentar consecuencias beneficiosas del cambio.

Un  ejemplo de conflicto con respuesta rápida asertiva:

Laura está cansada de que Carlos nunca llegue puntual cuando quedan para ir al cine por lo que siempre ven la película empezada. Un día de forma tranquila Laura queda con Carlos y le dice:

  1. Mira Carlos cuando quedamos para ir al cine, sueles llegar unos min tarde. (Describir hechos de forma objetiva)
  2. Esto hace que me sienta decepcionada y con rabia por no ver la película cuando empieza. (Expresión de sentimientos negativos que provoca)
  3. Me gustaría que llegaras puntual y poder entrar juntos a la peli. (Explicar conducta deseada)
  4. ¿Qué te parece esto?, si llegas a tiempo genial, sino te puedo espero dentro de la sala. (Plantear un acuerdo viable)
  5. De esta forma estaré de buen humor y podré ver la película entera, y tú puedes venir tranquilo si necesitas más tiempo para llegar y no tienes que recibir mis “malos humos”. (Comentar consecuencias beneficiosas del cambio)

Tras este sencillo ejemplo, desarrollaremos los pasos habituales en un proceso de mediación con un enfoque asertivo:

Premediación, filtramos la demanda: Al comienzo de la mediación una vez que nos encontramos con las partes, es imprescindible en primer lugar hacer un ejercicio de empatía.

Mediador: “el buen mediador calza un millón de sandalias” es importante que los  mediadores realicemos un trabajo de compresión de los sentimientos y emociones de nuestros mediados e intentemos abrir la mente y observar la vida del otro desde su perspectiva y no desde nuestra mirada.

Y ¿cómo hacer este trabajo personal del mediador? Con una de nuestras herramientas estrella, las preguntas, en este caso  preguntas intrapersonales: ¿Qué piensan los mediados en este momento?, ¿qué están sintiendo?, ¿qué les preocupa?, ¿qué dudas pueden tener?, ¿qué necesitarían de mí?, ¿puedo ayudarles? …

Este ejercicio conviene que lo repita el mediador a lo largo de todo el proceso. MEDIADOR EMPÁTICO

 Una vez comenzamos la mediación empezaríamos por la conocida fase del Cuéntame“.  En este momento las partes cuentan su historia, desde su perspectiva, cargada de emociones. Si se encuentran inundados emocionalmente la historia puede ser caótica, confusa.

 

Introducimos la primera fase del esquema de asertividad:

  1. Describir los hechos, conducta de la otra persona de forma objetiva. Y la forma de hacerlo será a través de reformulaciones, re-encuadres. El mediador expone en esta fase la información recibida de forma asertiva.

Ej.

María relata: Llevamos 10 años juntos y él es una persona irresponsable, estoy agotada siempre he sido la que ha tirado del carro en la familia, con los niños, nunca me ha apoyado, yo pago las facturas desde hace un año. No puedo más. Se cree que con quedarse y  jugar con los niños es suficiente.Mediadores con Asertividad 2

Carlos relata: No es mi mejor momento, estoy de bajón, siempre me he preocupado de los niños pero no como a ella le parece, llevo un tiempo en paro y ahora no puedo meter dinero en casa, pero no ha sido así siempre, los niños disfrutan mucho conmigo, ella siempre está enfadada.

Mediador: Por lo que os he escuchado, lleváis un tiempo de relación en el que ha habido diferentes momentos. A nivel económico habéis compartido gastos en una época y ahora en otra recaen sobre uno de vosotros.  En relación a vuestros hijos parece que entendéis el cuidado de los niños de forma diferente.  Personalmente os encontráis agotados y bajos de ánimo.

Seguiríamos hasta completar la historia de cada uno, resumiendo y reformulando en caso necesario de manera que fluya entre ambos construida lo más objetivamente posible.

Introducimos la segunda fase del esquema asertivo:

  1. Expresar sentimiento negativo que nos provoca: el mediador a través de preguntas o bien alguna dinámica, facilita que las partes expresen sus emociones y a la vez el otro sea capaz de comprenderlas, EMPATÍA DE LOS MEDIADOS, ¿qué estás sintiendo?, ¿qué pensamientos ocupan tu cabeza? ¿Qué notas que te está pasando?

El mediador recogerá estos sentimientos legitimándolos y normalizando.

Mediadores con Asertividad 3

En la tercera fase de la asertividad:

  1. Explicar conducta deseada. Ayudaríamos a los mediados a expresar sus intereses y necesidades. Preguntas del tipo, ¿Qué os preocupa más en este momento?, ¿Qué tendría que pasar para que te sintieras mejor? ¿Qué necesitas para ver las cosas bien? Etc…

El mediador facilita que los mediados expresen sus deseos y la defensa de sus derechos con libertad y a la vez con respeto hacia el otro, evitando actitudes pasivas y/o agresivas. En este momento ya se puede elaborar una agenda de temas y trabajarlos.

 

Cuarta y quinta fase:

  1. Plantear un acuerdo viable.
  2. Comentar consecuencias beneficiosas del cambio

Preguntas del tipo ¿qué te gustaría que pasara? ¿Qué estás dispuesto a hacer para que esto suceda? Son muy eficaces a la hora de buscar soluciones, generar opciones y responsabilizar a cada parte de la búsqueda de las mismas y de la solución al conflicto.

El mediador invita a los mediados a reflexionar acerca de las consecuencias de sus decisiones, una vez expuestas, a través de un buen resumen dejará recogidas las consecuencias beneficiosas del acuerdo.

Durante todo el proceso el mediador desde su rol y los mediados acompañados por el mediador se benefician de una relación y comunicación asertiva con el respeto como protagonista. Esta facilita la gestión y / o solución positiva de su conflicto. Importante familiarizarse con los mensajes “yo”.

Este modelo de comunicación requiere de práctica, no obstante resulta gratificante por sus resultados.

Mediadores con Asertividad 4

Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por eso, sólo por el propio respeto que te tengas, inspirarás a los otros a respetarte.

Fedor Dostoievski

María del Mar Oriol López

María del Mar Oriol López. Mediadora, vocal de mediación educativa, vecinal y comunitaria de la AMM. Directora de AUNAR MEDIACION

Equipo de Kiosko

Equipo de Kiosko

Somos un equipo de múltiples profesionales de diferentes disciplinas comprometido en la difusión de la mediación. Trabajamos cada semana sin descanso para publicar toda clase de contenido que sea de utilidad y que ayude a transmitir todos los beneficios y ventajas de la mediación. ¡Anímate a compartir!

scroll to top