Días de mucho, vísperas de nada

burger-500054_960_720-e1486071846123.jpg

Ha pasado la semana de la #mediacion

Por Carmen Cobos.

Con este refrán, podríamos resumir las semanas que han precedido a la semana del Día de la Mediación, 21 de enero.

Han sido intensos días de preparativos de actos, conferencias, reuniones, eventos, reconocimientos al trabajo de los mediadores, e intercambio de impresiones a nivel nacional e internacional.

El Ministro de Justicia Sr. Catalá, se ha reunido con las asociaciones de mediación, entre las que se encuentra la AMM, Asociación Madrileña de Mediación, representada por su presidenta Dña. Ana Criado. Después de esa reunión, y coincidiendo con el boom de la Sentencia del Tribunal Europeo de Justicia sobre las cláusulas suelo, el Sr. Ministro generó expectativas para los mediadores, comprometiéndose a que una parte de las miles de demandas interpuestas en relación a la devolución de los bancos por las cláusulas suelos de las hipotecas, fueran resueltas por la vía de la mediación.

Se elevó nuestra ilusión, y llegamos a creer que este reconocimiento de “abuso” de los bancos hacia los particulares, iba a ser la gran oportunidad para integrarnos en el mercado intrajudicial.

Nada que ver…..ya que pasado el gran día 21 de enero, las aguas volvieron a su cauce, y la monotonía de la “imposibilidad”, se volvió a instaurar en nuestro ambiente profesional.

En ocasiones, todo esto nos hace sentir como si estuviéramos intentando algo que no tiene sentido, pero sabemos que lo tiene. Es más, sabemos que tarde o temprano, y a pesar de que algunos lo intenten impedir, esto va a salir adelante. Porque si por algo se caracteriza el espíritu del mediador, es por la creatividad y la búsqueda sin límite de opciones para sacar adelante un asunto.

Somos conocedores de la PNL, y sabemos que La persona con más posibilidades de triunfar es aquella que muestra una forma de pensar flexible.

Abrimos las puertas a nuevas posibilidades, y si no funcionan seguiremos probando hasta encontrar la adecuada. No hay una única respuesta ante una situación.

Es curioso el convencimiento de  los mediadores, de que estamos realizando un trabajo necesario para la sociedad,  y que finalmente conseguiremos nuestra meta.  Porque la Justicia, tal y como está funcionando es inviable, y clama a gritos ayuda.

Algunos de nosotros, lleva trabajando en pro de la mediación más de 15 años, y lo hacen con la misma ilusión que el primer día, porque no es un capricho, ni un invento de unos pocos, sino que se están comprobando sus beneficios en otros países.

Pongamos por ejemplo a Italia, país mediterráneo, con gentes de carácter temperamental, muy parecido al de los españoles y que según estas características, se opina que es inviable la mediación.

Hacia el modelo italiano

El Parlamento Europeo apuesta seriamente por la mediación y pone de ejemplo el modelo italiano, donde se ha optado por una mediación obligatoria mitigada y donde, asegura el estudio realizado, que existe una alta incidencia de la mediación que “ha generado resultados positivos”. En concreto, dice el Parlamento que “es muy significativo” que Italia, el único país de la UE con más de 200.000 mediaciones por año, “sólo vio este aumento cuando la mediación se convirtió en una condición previa al juicio, en determinados tipos de litigios”.  De este modo ya se ha podido comprobar que la mediación puede ahorrar una cantidad de tiempo y costes para los litigantes en comparación con los litigios judiciales.

Por todo ello, y con el ejemplo de Italia como país cercano, intentaremos imitar el camino que les ha llevado a conseguir la mediación obligatoria como paso previo al contencioso.

Carmen Cobos, abogada y mediadora

Equipo de Kiosko

Equipo de Kiosko

Somos un equipo de múltiples profesionales de diferentes disciplinas comprometido en la difusión de la mediación. Trabajamos cada semana sin descanso para publicar toda clase de contenido que sea de utilidad y que ayude a transmitir todos los beneficios y ventajas de la mediación. ¡Anímate a compartir!

scroll to top