¿Quieres ampliar tu caja de herramientas?

caja-1-e1496339151634.jpg

Equipo reflexivo: El poder de la reflexión

Por: Idoia Ocerin Urbina.

Te vengo a presentar el equipo reflexivo que es una técnica apropiada para aplicar en problemas familiares enquistados, con grandes lazos emocionales, ya que permite compartir explicaciones de forma que cada parte recibe de la otra diferente forma de ver la realidad, estos intercambios hacen que el proceso sea cambiante y sucesivo.

El objetivo consiste en que una vez que las partes han dialogado sobre el problema se le da paso al equipo reflexivo para comience a dialogar, reflexionar, sobre lo que ha ocurrido en la sala anteriormente, con el fin de crear distintas perspectivas, para que las partes se abran a nuevas vías de entendimiento y de este modo emergen nuevas alternativas con las que  las partes no contaban, para poder afrontar su problema.

¿Cómo se desarrolla el proceso?

El proceso se desarrolla en una sala divida en 2 partes, en una de las partes, el equipo reflexivo observa y escucha, mientras en la otra parte de la sala el entrevistador conversa con las partes. Al finalizar la conversación el entrevistador solicita permiso a las partes para preguntar al equipo reflexivo sobre su impresión de la entrevista; mientras habla el equipo reflexivo, las partes escuchan lo que dice, y al finalizar el entrevistador solicita a las partes la opinión de lo que escucharon al equipo, lo importante de esto es que fluyan las reflexiones, si es preciso la técnica se puede repetir tantas veces como sea necesario.

El equipo reflexivo debe cuidar y respetar en todo momento a las personas con las que habla, siendo su misión la de ayudar a las partes buscar la solución de su problema ya que con estos intercambios se pueden encontrar nuevos modos de relación.

He participado en el desarrollo de esta técnica en calidad de observadora y en mi opinión es una técnica muy poderosa donde afloran emociones y sentimientos muy profundos  pudiendo suceder que algún miembro de la familia no sea capaz de soportarlo, por el sufrimiento que le produce por ello es preciso conocimiento y  formación  en la técnica para aplicarla con éxito.

Equipo reflexivo según María Carolina Nensthiel

A continuación se destacan las fases del procedimiento:

1ª FASE

“Presentación del escenario”

El equipo se reúne con la familia para explicar el escenario, explicará que la sala está dividida en 2 partes;  en una de ellas se encuentra el entrevistador con la familia, y en la otra parte de la sala con una luz más tenue se encuentra el equipo reflexivo, las partes no visualizan al equipo reflexivo, esta parte de la sala dispone de micrófonos y altavoces que garantizan que se escuche plenamente la conversación.

Tras la explicación, se les permite a las partes el poder elegir libremente, si quieren realizar el proceso con el equipo reflexivo o quieren continuar únicamente con el entrevistador, prescindiendo del equipo reflexivo.

Este equipo suele estar compuesto por 3 ó 4 personas que permanecen a lo largo del proceso, y acaban creándose lazos afectivos y empatía con las partes que pueden ser muy útiles para el proceso.

2ª FASE.

“La familia se presenta a sí misma”

Pueden ser:

  1. Familias donde mantienen distancias los miembros, suelen presentar opiniones diferentes, las preguntas deberían centrarse sobre las semejanzas.
  2. Familias donde de los miembros están unidos,  suelen presentar semejanzas, las preguntas importantes deben sacar a la luz las diferencias.

3ª  FASE

“Comenzar con una pregunta”

Tras la presentación y la sala dividida en las 2 partes, el entrevistador comenzará con una pregunta como por ejemplo: ¿Cuál es el problema?, ¿Cuándo comenzó?, ¿Qué esperáis de esto?, ¿Qué pasaría si existiese otra explicación al problema?

La espontaneidad que aparece en los momentos iníciales, proporciona una información que facilitará la intervención de las partes.

4ª  FASE

“Vigilantes a la situación creada entre las partes a lo largo de la conversación”

En ocasiones la familia está ansiosa de exponer su realidad y todos los miembros intentan hablar conjuntamente.

En cambio hay otro tipo de familias que les cuesta mucho esfuerzo el seguir el proceso, y  es tan mínimo lo que expresan que el equipo reflexivo puede sugerir esperar un poco para continuar la conversación. Esta técnica de trabajo consiste en la interrelación entre equipo reflexivo, entrevistador y  familia.

5ª  FASE

“Aparición del equipo reflexivo”

Tras haber dialogado con las partes y teniendo en cuenta que el equipo reflexivo se encuentra al otro lado de la sala, podríamos preguntar a las partes, “¿Queréis escuchar al equipo reflexivo?”, en este momento se iluminaria la zona donde se encuentra el equipo reflexivo, y sus miembros comenzarían a reflexionar sobre lo ocurrido en la sala anteriormente. Cuando los miembros del equipo reflexivo terminan de dialogar, la luz se vuelve a bajar y se enciende de nuevo la luz del otro lado de la sala donde el entrevistador preguntará a las partes sobre sus impresiones.

Este continuo cambio de luces y sonidos, genera un efecto sugestivo que ejerce un poder relevante, al participar todos en el diálogo sobre el cambio aparecen nuevas perspectivas

La intervención del equipo reflexivo será de 7 minutos prorrogable a un máximo de 10 minutos.

En esta fase el equipo reflexivo, pasa a ser observado y escuchado por la familia, favoreciendo un ambiente de cooperación entre el equipo reflexivo, las partes y el entrevistador.

6ª  FASE

“Evaluar el proceso de cambio”

Las reflexiones del equipo reflexivo permiten, que se abran nuevas vías de entendimiento.

Cuando se acaba la sesión, es interesante observar el lenguaje gestual de la familia, por ejemplo manos abiertas, ojos abiertos indicaran que el cambio progresa.

Una vez comentada la intervención del equipo reflexivo, el entrevistador cierra la sesión (no debe durar más de 15 minutos) integrando lo aportado por todos.

El equipo reflexivo y el entrevistador realizaran un resumen escrito sobre la sesión, recogiendo las aportaciones del equipo reflexivo, que han sido aceptadas por la familia, y se enviará a la familia.

La duración recomendable de cada sesión es de 1 hora aproximadamente, si se observara que unas de las partes se bloquea se aconseja terminar antes.

Idoia Ocerin Urbina.
Abogada de Familia y Mediadora.

Equipo de Kiosko

Equipo de Kiosko

Somos un equipo de múltiples profesionales de diferentes disciplinas comprometido en la difusión de la mediación. Trabajamos cada semana sin descanso para publicar toda clase de contenido que sea de utilidad y que ayude a transmitir todos los beneficios y ventajas de la mediación. ¡Anímate a compartir!

scroll to top