Y vosotros, ¿quién decís que son los mediadores?

listado-0.png

A propósito del nuevo listado de mediadores de  AMM

Por Juan Ignacio Gutiérrez Lisardo

Me voy a permitir, de entrada, una pequeña frivolidad. Soy consciente de que con esto me la juego, que va a hacer que muchos dejen de leer, pero, no obstante, me la voy a permitir.

¿Os imagináis a una abogada en la puerta de un juzgado diciendo “¡quiero asistir!”?

¿O un peluquero en la puerta de un bar con sus tijeras y una pancarta con el lema: “¡quiero pelar ya!”?

¿Y a un cirujano en la sala de espera de los quirófanos diciendo “¡quiero operar!”?

¿Y a una jueza en una plaza, con su toga, diciendo “¡quiero juzgar!”?

Supongo que algunos os imaginaréis a estos personajes de ficción, y otros no.

 Yo me cuento entre los que no. Entiendo que la abogada ha terminado su carrera, se ha seguido formando en sus áreas de interés, se ha colegiado, sigue formándose, ha abierto un despacho o trabaja en una corporación, espera a sus clientes, los busca si no llegan, y los asiste.

El peluquero se ha formado para hacer su trabajo, ha montado su peluquería o ha conseguido que lo contraten en una, espera a sus clientes y si no aparecen, sale a buscarlos.

El cirujano, muy probablemente estudio su carrera de medicina, se presentó al MIR, participó en muchas intervenciones durante su formación, se acreditó como cirujano, se especializó, buscó la forma de que lo contrataran en ese hospital y entra de turno al quirófano cuando le toca. Los aspirantes a ser cirujanos pasan por ese proceso, o uno parecido.

 Cuando tomé contacto con este mundillo de la mediación no sabía lo que era. Me temo que seguimos empeñados en tratar de saberlo, pero dejemos ese debate en el terreno de la heurística. Centrémonos, los mediadores, en definir adecuadamente nuestro servicio de mediación, en mostrar a la sociedad quienes somos y qué podemos ofrecerle, en qué podemos ayudar a todos y cada uno de nuestros actuales o potenciales clientes o usuarios.

El nuevo listado de profesionales para toda España de AMM, supone un paso de gigante en esa dirección.

Cada uno de los registro del listado es la definición de su profesional correspondiente: quién es, cuáles son sus áreas de interés profesional, cual es su titulación, como se ha formado y continua formándose para dar el mejor servicio a sus clientes, a qué organizaciones profesionales pertenece, como se relaciona con su profesión, que ofrece y ha ofrecido a sus clientes, donde podemos encontrarlo, como podemos acceder a sus servicios,…

A mí no se me ocurre mejor definición, digamos “operacional”. En mi opinión, humilde, sincera y proporcionada, si lo que queremos es que nuestros potenciales clientes contraten nuestros servicios, no tenemos que explicarles qué es la mediación, tenemos que decirles quienes somos, qué servicios podemos ofrecerles, en qué podemos ayudarles. Y mucho mejor hacerlo a cara descubierta, con nombre, apellidos, número de teléfono, correo electrónico, página web,…

Ya dije al principio que arrancaría con una frivolidad y, llegado este punto, me siente en la necesidad de explicarla. Quienes me conocen saben que siempre que puedo permitírmelo participo en actos para promocionar la mediación. Soy socio de la AMM desde el año 2010, presidente de MEDIACION10, participé en la Plataforma para la Colaboración en la Legislación Estatal de Mediación, en los actos que organiza mi Colegio Profesional y otros colegios, en muchos de los actos que se celebran para conmemorar el día europeo de la mediación, en alguna ocasión como ponente, pero, sobre todo, reconozco respaldo y admiro a todos los compañeros que emprenden, han emprendido y emprenderán acciones como las que, entiendo puede interpretarse que he tratado de ridiculizar con mi frivolidad del arranque. Vayan también por delante mis disculpas a quienes así la haya interpretado.

Enhorabuena a la Asociación Madrileña de Mediadores por este listado de profesionales que ahora arranca después de años, muchos años, de tesón, esfuerzo y determinación, de salvar muchas dificultades, de encajar muchas críticas, de arrancar, de parar, de probar, de hacer, de deshacer, de volver a la casilla de salida. Las cosas importantes requieren más esfuerzo.

Y, sobre todo, gracias a su presidenta, Ana Criado, por haber impulsado sin desmayo este proyecto, por creerse mis procedimientos, posiblemente “farragosos”, y que siempre estoy dispuesto a someter a propuestas de mejora como también saben quienes me conocen.

En definitiva, es probable que la mediación sea también una ideología, una actitud ante la vida, pero quienes queremos que sea una profesión tenemos que utilizar herramientas que nos permitan conseguirlo. Y esta, sin duda, es una de las buenas. Lo dicho: enhorabuena AMM.

Juan Ignacio Gutiérrez Lisardo. Responsable de Calidad de la Asociación Madrileña de Mediadores.

Equipo de Kiosko

Equipo de Kiosko

Somos un equipo de múltiples profesionales de diferentes disciplinas comprometido en la difusión de la mediación. Trabajamos cada semana sin descanso para publicar toda clase de contenido que sea de utilidad y que ayude a transmitir todos los beneficios y ventajas de la mediación. ¡Anímate a compartir!

scroll to top